Avisar de contenido inadecuado

lengua otomi

{
}




- Hiperactividad: movimiento excesivo o inapropiado, dificultad para estarse quieto, hablar mucho, etc.
- Impulsividad: actuar sin pensar, interrupción de las conversaciones de los demás, dificultad para esperar el turno, etc.
- Déficit o falta de atención: distracción fácil, dificultad para concentrarse y terminar las tareas especialmente cuando éstas requieren esfuerzo, pérdida de objetos y olvidos frecuentes, dificultad para organizarse, etc.
 
Los rasgos de la conducta característicos del TDAH están presentes, poco o mucho, en todos los niños los primeros años de vida. En condiciones normales y con unas pautas educativas correctas, los niños van adquiriendo poco a poco, y casi sin que nos demos cuenta, la capacidad de autocontrol pr pia de cada edad y etapa evolutiva.
 
La persistencia de patrones de conducta propios de edades inferiores es lo que caracteriza al niño que presenta un TDAH. A menudo los padres de estos niños expresan que con sus otros hijos utilizaron lo que habían aprendido de sus padres o el sentido común para educarlos y que, a pesar de equivocarse algunas veces, las cosas evolucionaban de forma correcta . En cambio, con el hijo con TDAH nada les sirve. No logran ponerse de acuerdo el padre y la madre sobre qué pauta educativa es la mejor. Los castigos no sirven. Los gritos, menos. Lo mismo ocurre en la escuela: los métodos de disciplina válidos para la mayoría de los niños adquieran de forma progresiva unos hábitos de conducta no sirven para el niño con TDAH ya veces incluso empeoran su conducta. Realmente hay pocas tareas tan difíciles como educar a un niño con TDAH. El estrés de padres y educadores si no reciben un apoyo y la instrucción específica puede comportar problemas importantes.
 
Se trata pues, del grado y la duración de la hiperactividad, la impulsividad y el defecto de atención; esto condicionará que se considere o no un trastorno. Debe haber una repercusión negativa de esta conducta en diferentes ámbitos para que se considere el diagn stico de TDAH: un niño que muestre problemas de conducta en casa y, en cambio, sea capaz de seguir las normas de articulo funciones del lenguaje la escuela sin problemas no tiene un TDAH sino, muy probablemente, pautas educativas incorrectas en casa.
 
Los últimos diez o quince años se ha hablado mucho del TDAH, tanto en f foros profesionales como en los medios de comunicación general. Se ha llegado a decir que se trata de un trastorno inventado, que está de moda y que es fruto del estilo de vida moderno. Nada más lejos de la realidad. Hay muchísimas evidencias científicas de que el TDAH es un trastorno del funcionamiento cerebral y probablemente sea uno de los trastornos sobre el

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.